Tuesday, June 11, 2013

Método de las artes

Síntesis Didáctica Magna.
Por Alejandro Valdés Hernández.


 Capitulo XXI.
Método de las artes.

Debe estudiarse más en las artes que en las ciencias.

El arte requiere previamente tres cosas: Modelo, materia, herramientas.

Exige estas otras tres condiciones: uso legitimo, sabía dirección, ejercicio frecuente.

Lo que ha de hacerse, debe aprenderse haciéndose. Todos experimentan en la práctica la verdad de aquel proverbio: construyendo construimos.

Siempre ha de haberse una forma y norma determinadas para lo que debe hacerse. El discípulo procurara imitarla, examinándola y como siguiendo sus mismas huellas. Debe enseñarse con ejemplos, mejor que con preceptos.

Los ejercicios deben comenzar por los rudimentos, no por los trabajos serios.

Los alumnos deben hacer sus ejercicios sobre materias conocidas. No se debe abrumar al discípulo con asuntos ajenos a su edad, inteligencia y condición actual, ni obligarle a que luche con sombras.

La imitación debe ser al principio muy fiel; después ya podrá ser más libre. Debe cuidarse que la forma de lo que haya de hacerse sea la mas perfecta posible, y así el que haga la imitación con más fidelidad podrá llegar a ser considerado perfecto en su arte. Los modelos de lo que tengamos que hacer sean reales, exactos, sencillos y fáciles de imitar.

El intento primero de imitación ha de ser lo más cuidadoso posible, a fin de no apartarse en lo más mínimo del modelo. Los primeros errores vician todo lo que sigue. Bastante camina el que nunca se aparta del camino. Y el tiempo que se gasta en fundamentar bien los principios, no es tiempo perdido, sino un grandísimo ahorro de él para llegar a lo que sigue con facilidad, rapidez y seguridad.

Los errores deben ser corregidos por el maestro mismo; pero haciendo notar pasos múltiples observaciones, que llamamos reglas y excepciones de estas reglas. Han de acompañarse preceptos y reglas que dirijan la operación y eviten el error.

La enseñanza completa de un arte abarca la síntesis y el análisis.

En todo arte se construyen modelos o ejemplares completos y perfectos de cuanto pueden, suelen y deben referirse a aquel arte; fijando a su lado las observaciones y reglas que declaren el porqué de lo hecho y de lo que hay que hacer, dirijan los ensayos, eviten los errores y den remedio para los cometidos. Luego sométanse al estudio del discípulo otros ejemplos. Después hágansele examinar obras ajenas y aplíquense las reglas y modelos antedichos.

“La práctica hace al maestro”.