Monday, June 10, 2013

“El caballero de la armadura oxidada"

 “El caballero de la armadura oxidada.”
Robert Fisher.

La novela corta de Robert Fisher es una excelente historia que toma el tema de los caballeros de armadura reluciente de una gloriosa edad de los castillos, pero que le da una dirección totalmente distinta a la que estamos acostumbrados a escuchar y leer. De forma muy original, nos induce a realizar una serie de reflexiones sobre los distintos valores de la vida, lo que realmente debe importarnos y como nosotros, poco a poco, por nuestros miedos e inseguridades, empezamos a encerrarnos en una especie de armadura con el fin de que no nos suceda nada y por lo mismo olvidamos los verdaderos placeres del vivir.

 A lo largo de la historia, el autor nos hace ver como el caballero fue construyendo durante su vida un mundo falso en el cual empezó a vivir pero como consecuencia de diferentes circunstancias que lo rodearon y que no fueron lo suficiente positivas para orientarlo a desarrollarse tal como realmente es; un ejemplo claro es el grado en que nos puede afectar lo que la gente piense de nosotros.

Gradualmente, por medio de la armadura y de su actitud fue evadiendo los problemas que se presentaban y que él no era capaz de hacer frente. Solo quería demostrarles a todos con sus actos de valentía como caballero que era bueno, generoso y amoroso; despreocupándose sin pensarlo de sus seres queridos (su esposa Julieta y su hijo Cristóbal) y siendo egoísta. No obstante, el verdadero y puro amor logró que él pudiera encontrar el verdadero camino a la felicidad y a la libertad.


Síntesis de la Historia.

Se trata de un caballero que vive obsesionado con demostrar que es bueno, amoroso y generoso. Este caballero tiene una hermosa esposa llamada Julieta, que le da un poco al vino y un hijo llamado Cristóbal. Llevaba tanto puesta su armadura que su familia ya casi no lo reconocía, un día su esposa se hartó y le dijo que se la quitara, él ante la posibilidad de que ella le abandonara con su hijo decidió quitársele, pero no pudo. Primero intentó que se la quitara el hombre más fuerte del reino pero por mucho que lo intentó no pudo, tras estar un tiempo en el castillo decidió marcharse para buscar una solución, pero primero pasó a despedirse de su rey. Él no esta allí, pero en su lugar se encontró con un bufón que le dijo que la única persona que podía ayudarle se llamaba Merlín y vivía en los bosques.

Tras un largo tiempo caminando solo y perdido encontró a Merlín, este le ayudó a recuperarse (Pues había hecho un largo camino y se encontraba medio muerto). Tras pasar allí un largo tiempo empezó a sensibilizarse y escuchar a los animales, decidió que tenía que irse de allí pero su familia no lo quería, no con la armadura y con su falsa imagen. Por eso debía quitarse esa armadura, aunque ya no fuera por ellos sino por si mismo. Merlín le propuso para esta misión que recorriera el sendero de la verdad y que dejara el de la mentira, que es el que había recorrido hasta ahora. Le dijo que cuando llegará a la cima de la montaña que estaba tras ese camino se liberaría de su armadura.

En ese camino se encontraría con tres castillos: El del Silencio, el del Conocimiento y el de la Voluntad y la Osadía. Durante su viaje le acompañaron una ardilla y Rebeca, una paloma mensajera. A la mañana siguiente su visera se había oxidado, las lagrimas de amor vertidas por el rechazo de su hijo lo hicieron posible.

En el primer castillo, al que tuvo que entrar solo, se encontró con su rey, pero él se negó a hacer el camino con él porque debían encontrarse a ellos mismos y esto se logra estando en soledad. En él cada vez que se daba cuenta de una cosa de si mismo aparecía una puerta que le llevaba hacia habitaciones cada vez más pequeñas. Hasta que llegó a una en la que se encontró consigo mismo, su yo verdadero, al que llama Sam. En una sala lloró mucho por su mujer y por todo el daño que le había hecho. Al despertarse se encontró fuera del castillo con sus animales y sin el yelmo de su casco. Las lágrimas que derramó por su mujer obraron el milagro.

Luego llegó al castillo del conocimiento. Un castillo grande pero muy oscuro. En él cada vez que descubre una verdad empieza a haber más luz. En este castillo descubre algo muy importante: Sólo si te amas a ti mismo podrás amar a los demás. Se da cuenta de que más que amar a su mujer la había necesitado y al mirarse a un espejo se dio cuenta de todo el potencial que tenía como persona. En el patio del centro del castillo había un hermoso manzano. Gracia a este Merlín le enseñó algo sobre la ambición, que más que la de la mente (que sólo traía codicia) debía de descubrir una nueva, la del corazón, que servía para él y para todo el mundo. Tras prometer que su ambición sólo sería de ese tipo el castillo se evaporó. Tras el paso por este castillo pierde el chaleco de la armadura.

Mas tarde llega al castillo de la Voluntad y la Osadía. Pero al llegar allí descubre que en el otro lado del puente hay un dragón, que se llama del Miedo y la Duda. El caballero sabe gracias a sus amigos que el dragón solo es producto de su mente y que si se enfrenta a él dejará de existir. Tras unos intentos lo consigue y el dragón se hace cada vez más pequeño hasta que desaparece. Al abrir puerta el castillo desaparece.

La última parte del libro se desarrolla en la cima de la verdad. Allí tras escalar un rato se encuentra con una inscripción que le invita a soltarse del peñasco del que depende su vida en este momento. Lo hace y empieza aceptar muchas cosas de su vida y en ese momento empieza a caer hacia arriba y al llegar a la cima se da cuenta de algo muy importante: él es amor. Con las lágrimas que vierte se libera de lo poco que le quedaba de armadura.

Frases importantes.

“No se puede correr y aprender al mismo tiempo”
“La vida es buena cuando uno la acepta”
“Un don, para ser un don debe ser aceptado. De no ser así es como una carga”
“La gente no suele percibir el sendero por el que transita”
“Cuando aprendáis a aceptar en lugar de esperar tendréis menos decepciones”
“Los animales aceptan, las personas esperan”
“Todo el mundo entiende las cruzadas pero muy pocos comprenden la verdad”
“La mayoría de la gente esta atrapada en una armadura”
“Como me conozco, puedo conoceros. Somos todos parte el uno del otro”
“Tal vez lo que tengáis que aprender aquí es que tenéis todo el tiempo del mundo”
“¿Habéis confundido el amor con necesidad?”
“Solo podéis amar a otros en la medida que os amáis a vos mismo”
“Merlín dijo una vez que el conocimiento de uno mismo podía matar al Dragón del Miedo y la Duda”
“El miedo y la duda son ilusiones”
“Aunque este universo poseo, nada poseo pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido.”
“El reconocimiento de que él era la causa, no el efecto, le dio una nueva sensación de poder. Ya no tenía miedo.”
“Casi muero por todas las lagrimas que no derrame.”

Conclusión.

Muchas veces, la confusión, los temores y la duda, nos llevan a escondernos y protegernos en una mascara o armadura. Y entonces empezamos a caminar por el sendero de la mentira, consiguiendo banales satisfacciones, sin poder probar los verdaderos placeres de la vida, sintiéndonos en algunos momentos, vacíos, perdidos, más confundidos que antes, sin saber realmente quienes somos y dándonos cuenta que lo que tenemos no es lo que realmente necesitamos pero sin saber que es lo que realmente queremos. Ya que siempre nos dejemos influenciar por lo que puede pensar la gente, pero sin detenernos a ver quienes somos realmente y qué es lo que necesitamos.

Solo el amor, será capaz de llevarnos a buscar el sendero de la verdad, en el cual descubriremos lo que es bueno, puro, y el verdadero placer de vivir, así como nuestro verdadero yo. Tomará tiempo, esfuerzo y dedicación, habrá duda y temor, pero si lo hacemos por el amor verdadero todo será posible.

Felicidades al autor por esta verdadera obra literaria.

Por Alejandro Valdés Hernández.

3º “C” Licenciatura de Primaria.