Sunday, June 2, 2013

Educación musical

La educación musical ha de tener:

*      Un carácter progresivo, es decir, acompañar al niño a lo largo de su proceso evolutivo.
*      Un carácter integral. Es un contenido verdaderamente formativo, cuyo objetivo es el de cooperar con los demás bloques de contenido.
*      Que buscar familiarizar al niño con la realidad musical y participativa.
*      Que abordar la realidad musical desde una perspectiva amplia, y no encasillándose solamente al canto, por ejemplo.
*      Un ambiente atractivo de libertad, disciplina y esfuerzo para llevarse a cabo, pero sin verse como una asignatura o disciplina sometida a una calificación.
*      Al maestro, como responsable de  la educación musical, contando este con una adecuada formación musical y conciencia de su capacidad formativa, colaborando estrechamente con el equipo docente.
*      La finalidad de hacer fluir el alma infantil, sus emociones y vivencias de naturaleza estética; y no la formación de artistas.
*      La preocupación para que lo musical trascienda la escuela e impregne el ambiente de la colectividad.
*      Como base, la actividad del niño, algo así como descubrir el ritmo como toma de conciencia física.

El método activo tiene una gran semejanza con el método constructivista, en el sentido de tomar en cuenta las ideas previas de los niños. Pero este método activo se ha consolidado con aportaciones de autores como Jaques Dalcroze (principio de la acción motriz), Kart Orff (relación Ritmo-Lenguaje) y Zoltan Kodaly (que se basa en las ideas de los anteriores: folklore y fonomimia). Y otras pequeñitas, como son la de Martenot y sus reacciones psicosensoriales y motoras, Willems con su música a nivel psicológico, y Suzuki y su teoría de la lengua materna en el aprendizaje del violín.


En el método intuitivo de audición musical, que parte de la propia audición como gran centro de interés en función de una clasificación y programación de audiciones de forma progresiva y racionalizada, es capaz de motivar y despertar el interés; para lo cual se organizarán sencillas actividades que desarrollen la imaginación y expresión.