Saturday, May 25, 2013

Los Libros de Texto en Perspectiva

“Los Libros de Texto en Perspectiva ”.
Alejandro Valdés Hernández.

Los libros de texto, a lo largo de la historia, han dejado huella, al contribuir a mejorar la calidad de la enseñanza básica. Estos posen diversas funciones y ventajas, las cuales no se han considerado de la manera correcta, por algunas personas que los han analizados. Incluso, se ha menospreciado su valor y utilidad. Pero los libros de texto, desde que se elaboraron en nuestro país, han enriquecido el currículo real de la primaria, ya que estos poseen numerosos temas e ideas provenientes de las ciencias y el debate público.

Las controversias surgidas a partir de la reforma que se dio en 1993, a lo largo y ancho del país, han puesto en tela de juicio la trascendencia de los libros de texto gratuito en las escuelas de educación primaria, a tal grado de proponer su eliminación. En la actualidad, siguen estos debates sobre la pertinencia y los contenidos de estos materiales, incluso se argumenta que su uso es mínimo y de nada sirven para eliminar el bajo aprovechamiento de los alumnos. Y además, se han considerado un medio de dominación política y gubernamental.

Cada una de las proposiciones, se encuentran fundamentadas en argumentos que perecen ser sólidos; sin embargo, en pro, también existen comentarios fuertes que apoyan y defienden el uso y la utilidad de los libros de texto gratuito. Inicialmente, debemos decir que a pesar de que nada es perfecto, los libros de texto se elaboran en base a objetivos y metas comúnmente aceptados por padres, maestros y autoridades; que en conjunto trabajan para elaborar un material de apoyo al maestro y al alumno; que sea accesible, claro y propio al nivel de desarrollo de cada uno de los niños.

Una de las múltiples funciones de estos materiales didácticos es ayudar a optimizar el aprovechamiento de los escolapios; sin embargo, las causas de que no se logre son diversas, y generalmente, ajenas a estos libros, por ejemplo: una mala y tardía distribución de los mismos, la forma de utilización que realiza el profesor, el contexto, etc. A pesar de todas estas dificultades, han podido ganarse un lugar significativo en la vida diaria escolar.

Otras de las ventajas de los libros de texto gratuito, es que ofrecen una variedad rica de lecturas informativas, de todo tipo de tópicos, capaces de incorporarse al discurso y a la práctica cotidiana en las aulas. Además, enriquecen el repertorio de actividades y ejercicios para enseñar, sin buscar imponerse a la forma de trabajo del maestro, solo integrándose a la cultura escolar.

Por otra parte, ponen al alcance de los niños y sus padres el mundo entero, ya que hacen accesibles el conocimiento de situaciones o cosas de otros lugares, a los cuales difícilmente podrán tener acceso.

También, propician las discusiones más nutridas y controvertidas en las aulas. Además, de favorecer la participación en su interpretación mediante prácticas colectivas y alternativas conceptudinales, actitudinales y procedimentales.

Los libros de textos se han convertido en una de las múltiples herramientas de los maestros. Una herramienta no una norma. Sin embargo, muchos maestros no han sabido utilizarla eficazmente, ya que no se han dado cuenta de que es solo un apoyo, del cual el docente decide su uso, cómo los adecua y de qué forma los utiliza para complementar las actividades y los conocimientos; inclusive los puede contradecir.

“Un buen libro en manos de un mal maestro, no sirve de nada; pero un mal libro en manos de un buen maestro, se hacen maravillas.”

El buen o mal uso de los libros depende de los maestros mismos, de su preparación y de su filosofía. La obligación de las autoridades educativas es promover la apertura de espacios de comunicación entre maestros, padres y autores en donde se aclare el uso de los libros de texto gratuito y se den estrategias para su mayor aprovechamiento.

De lo anterior, deducimos que son un vehículo para la democratización de la educación. Además, forman una conciencia común, plural y nacionalista. Buscan ayudar en la conformación de una educación de calidad, equitativa e igualitaria.

Por ultimo, para cumplir con su función, los libros de texto gratuito deben de experimentar un proceso constante de revisión, evaluación y actualización; el cual exige dinero, tiempo, esfuerzo y dedicación, que para la finalidad que tienen, bien vale la pena.


En conclusión, los libros de textos son un material didáctico que nos sirven como herramientas de apoyo en el proceso de enseñanza- aprendizaje. Estos tienen funciones pedagógicas, culturales, sociales, entre otras. Y buscan optimizar el aprendizaje en distintos rubros. Un buen uso de estos libros, conllevara a una mayor calidad del aprendizaje; ayudando a la adquisición de conocimientos relevantes, al momento de complementarlos y vincularlos con otros materiales dentro de nuestra planeación.