Wednesday, May 22, 2013

La función directiva

Otro aspecto importante de la organización y funcionamiento de la escuela es la función directiva. El supervisor y el director de la escuela son las personas encargadas de coordinar, evaluar, vigilar, orientar y corregir todas las actividades que realiza el personal del plantel a fin de que los alumnos alcancen los propósitos educativos.

Las prioridades de la escuela, la comunicación entre colegas, el ambiente y las condiciones para el trabajo dependen, en gran medida, de los directivos. Pero cuando el director no muestra ni ejerce las actitudes y acciones que demanda el liderazgo de su cargo, muchas veces hemos visto que el personal del plantel tampoco lo hace.

Y es que sin un respaldo institucional por parte del directivo se propicia su desaliento con el paso del tiempo, y su esfuerzo es poco provechoso para los resultados que obtiene la escuela en su conjunto. Aunque hay casos de profesores que ejercen la enseñanza con gran profesionalismo.

Lo que sucede en muchas escuelas, principalmente en las zonas marginadas, ya sean del campo o la ciudad, es un relajamiento laboral asociado a un disminuido compromiso de los maestros con su tarea, a la excesiva tolerancia del director y del supervisor, pero también al incumplimiento laboral del director.

Por otro lado, el estilo de la dirección también influye en las formas de relación y comunicación entre los maestros, los alumnos y los padres de familia. El director debe tener la capacidad de escuchar, proponer y tomar decisiones, y sobre todo, la firmeza en la conducción de una escuela, aunque esto no significa ser un dictador en la escuela, sino que se trata convocar y convencer a su personal, así como de ejercer la normatividad cuando las circunstancias lo requieran.

En este aspecto, el diagnóstico tendría que evaluar el grado de compromiso del director con los resultados educativos, expresado en el seguimiento de las formas de enseñanza y el tratamiento de los contenidos que realizan los maestros, así como la promoción de la revisión colectiva de las evaluaciones a través de exámenes periódicos y la propuesta de opciones de mejoramiento constante. Ver hasta que punto el ejercicio directivo contribuye al funcionamiento de la escuela.

Algunas preguntas que se nos sugieren son:

¿De qué manera pueden los maestros apoyar la visita del director a las aulas?
¿Cuáles son las condiciones para la comunicación entre maestros y directivos?

¿Cuáles son las responsabilidades básicas del director de la escuela?