Sunday, May 12, 2013

Consejos para una comunicación mejor en el aula


*    Consejos para una comunicación mejor en el aula.
Por Alejandro Valdés Hernández.

¿Cuáles son los elementos que un profesor tiene que cuidar para establecer una comunicación eficaz con los alumnos? Es lo que a cualquier maestro le interesa saber y poder aplicar dentro de su grupo, incluyéndome a mí.

Ahora bien, una buena comunicación en el aula consiste en dialogar con ellos, escuchar y atender sus preguntas, respetar sus opiniones, interrogarlos con sentido y ofrecer explicaciones sencillas a sus preguntas. No dejar que se queden con la palabra en la boca. Por otro lado, es importante no rechazar las respuestas de ellos si están equivocadas. Si da una respuesta incorrecta es necesario decir algo alentador, las reacciones positivas a las respuestas llevan a los niños a estar más dispuestos a responder de nuevo.

Pero todo esto toma tiempo, por eso mismo es indispensable darles tiempo para hablar, preguntar y responder. Déles a los niños el tiempo que necesiten para formular lo que quieren decir y para escribir lo que quieren escribir. Impulse a intercambiar entre ellos sus ideas cuando leen y cuando escriben. Pregunte mucho a los niños y permita que ellos le pregunten a usted. Los maestros tienden a formular mas preguntas cerradas y de memoria y no las suficientes preguntas abiertas y de pensamiento, no tenga miedo, ¡hágalas! Contraste las opiniones de los niños para invitarlos a pensar. Pero no compare las habilidades de sus niños. No consagre especialistas en esto o aquello.

Por otra parte, debemos ser capaces de presentar material a los niños de forma que atraiga su atención y les ayude a centrarse en lo importante. Esto significa hacer una buena preparación y un buen empleo de las palabras y gestos. La capacidad de conducción de una clase o de una discusión, dependerá mucho de nosotros, y si tenemos habilidades para dirigir podremos establecer una buena comunicación crítica o reflexiva.

Por ultimo, la dinámica de la lectura y de la producción de textos y de la misma comunicación depende de muchos factores… hasta del frió o del calor que haga. La forma en que se dicen las cosas, el tono de voz, la inflexión que se emplee, lo que se diga y cómo se diga va influir en el niño de una manera especial. Además, no solo nos  expresamos de manera oral, sino también podemos comunicarnos por medio del movimiento, y de hecho los niños lo aprenden por que es importante para ellos reconocer cuando su madre o su maestra están satisfechas o enfadadas. También, esta el contacto ocular, señalamos el principio y el final de fragmentos de comunicación, para enviar mensajes para controlar la conducta. Esto manifiesta que son observados, y que se comporten bien, o que son importantes y dignos de atención; depende de la mirada.

Para finalizarse, me interesa señalar que es difícil comunicarse bien, o enseñar bien, si uno no se lleva bien con los niños. Depende de la personalidad y de las actitudes que ayudan a demostrar a los niños que uno se preocupa por ellos, y de la forma en que la gente reacciona. La relación con nuestros alumnos no se da únicamente dentro del aula, ni tampoco debemos esperar a que ellos se acerquen primero, es indicado que el maestro busque establecer lazos de amistad con sus alumnos y estar pendientes de lo que sienten y lo que piensen. Para comunicarnos es necesaria una relación calida y de confianza, que exista seguridad.