Wednesday, May 22, 2013

archivo sonoro musical

 “Hacer  un archivo sonoro musical”

Por Alejandro Valdés Hernández.

Bien es cierto que un maestro no es capaz de saberlo todo, pero aquel que desee hacer un buen trabajo debe de mostrar una constante preparación científica, en el caso de la enseñanza en expresión musical es necesario conocer distintos géneros  de música y no sólo uno.

El archivo sonoro musical es un registro de los sonidos y música que habitualmente llega a nosotros, esto es la música que oímos por las calles, en la casa en fin en todas partes.

Ahora bien, debemos de hacer un repertorio de los sonidos, y la idea principal de esta actividad es que tomemos conciencia y nos nutramos de nuestro entorno sonoro-musical, y así, formar el gusto por la música. Para esto, es necesario buscar en todas partes los sonidos que nos rodean. Podemos utilizar por ejemplo:


v  Música que pasan por la radio.
v  Música que pasan por la televisión.
v  Gustos musicales del grupo.
v  Gustos musicales de sus padres.
v  Canciones infantiles que recuerden.     
v  Preguntar a los padres por sus canciones infantiles.
v  Músicos o grupos musicales que sean del pueblo o que accederían a ir a tocar y charlar con el grupo.          
v  Las canciones más lindas, más feas, más raras, que oímos en la semana.
v  Sonidos de la radio y la televisión.
v  Sonidos de nuestro salón, de nuestra escuela.
v  Sonidos de nuestra casa.
v  Sonidos de nuestro pueblo o ciudad.
v  Sonidos de las afueras de nuestro pueblo.
v  Sonidos que gustan, ruidos que asustan, ruidos que dan  vergüenza



Esta actividad es apropiada para realizarla con todo el grupo. Podemos pedir que traigan el disco o casete que tenga la canción que más le guste a cada niño; después, que los niños canten uno por uno la canción y apartir de esto, podrán distinguir las diferencias una de la otra.

En esta actividad, buscaremos que diferencien y clasifiquen los niños las características de las canciones, por ejemplo, podemos organizar los sonidos como:
  • Sonidos producidos por los hombres.
  • Sonidos producidos por las mujeres.
  • Sonidos producidos por los niños.
  • Sonidos de la naturaleza.
  • Sonidos producidos por los animales.
  • Sonidos producidos por máquinas o artefactos electrónicos.
  • Otros.


Eso sí, es importante que el proyecto de realice a lo largo de todo el año, dedicándole un tiempo determinado a la semana, el cual no debe ser excesivo, pero sí suficiente, esto dependerá del entusiasmo del grupo y del profesor. Durante este tiempo, nos dedicaremos a oírlos, grabarlos, imitarlos, de imaginarlos, buscando siempre que el ambiente, la actividad y el momento sea el más propicio para motivar  la curiosidad por el sonido y la música.