Sunday, May 5, 2013

Aprendizaje en la vida cotidiana


Por Alejandro Valdés Hernández.

1.    En el enfoque de español se afirma que es necesario que el niño aprenda a leer leyendo, a escribir escribiendo, y a hablar hablando: ¿cómo puede la escuela vincular la lectura, escritura, la expresión oral y diversos contenidos con las cuestiones prácticas de la vida cotidiana?

El proceso de enseñanza-aprendizaje debe ser integral y no fragmentado como se ha hecho en el pasado. Por lo mismo,  es claro que no vamos a enseñar a los niños reglas gramaticales o alguna otra norma lingüística basándonos en la memorización o en el estudio de situaciones sin ningún nexo con la realidad del infante, esto en apariencia funciona, pero solo después de varias presiones y si no, el niño totalmente fracasa en la adquisición de estos conocimientos; es importante que los conocimientos a enseñar estén fundamentados significativamente con la realidad de los niños y logren explicarle su entorno o desenvolverse en él con mayor facilidad, he ahí que es importante que conozcan los beneficios de lo que están aprendiendo.

Para lograr lo anterior, es necesario exponerlos a ejemplos o actividades similares a las que ellos realizan cotidianamente, en las que se den cuenta de lo necesario que es lo que estudian en la escuela y cómo mejora su vida el saber aplicar con eficacia esos nuevos conocimientos. Solo así el niño podrá realmente apropiarse de conocimientos, que el mismo irá construyendo

Por ejemplo, al ir al mercado, hacemos uso de las matemáticas, también de la lengua en su función apelativa y referencial, al mismo tiempo, hacemos uso de nuestro conocimiento en alimentos para elegir aquellos que sean mejores para consumir, y así como el calculo y la proporción para saber si la proporción de los productos que llevamos es la suficiente para el día o la semana, para mí o mi familia.

En otra ocasión, se puede simular un programa televisivo de debate como tema fundamental, los derechos del niño. Ellos se encargarían de la búsqueda y/o elaboración de textos con contenido valoral, y de la realización de la actividad, solo con la orientación y apoyo del maestro. Pueden elaborarse artículos de opinión acerca del tema dado y relacionarlo con alguna vivencia personal.

Además, hacemos uso de la comunicación en todo momento, y no me refiero a la oral y escrita, sino también a la gestual y mímica. También nos podemos comunicar por medio de la música y la danza, contenidos vistos en artística y en educación física. Las situaciones las vemos en el juego, al usar habilidades lingüísticas para ponerse de acuerdo y organizarse; en el baile y en la música, al atender las indicaciones y al encontrar formas y mecanismos para expresar sentimientos.

Para el docente implica una revisión, conocimiento y dominio de los contenidos y temas del grado con el que trabaja para poder hacer adecuaciones, cambios, combinaciones y vinculaciones con otras asignaturas, se requiere un grado elevado de compromiso con la profesión o conciencia del papel social que jugamos para así dedicarle el tiempo necesario a nuestra labor. Como mencione anteriormente, el conocimiento y las situaciones en las que hacemos uso del mismo, no son fragmentarias, sino que se vinculan y se integran.