Saturday, April 6, 2013

Sones de la Región de sotavento


Veracruz
Sones de la Región de sotavento

En el Estado deVeracruz, alegre por excelencia, se bailan los sones de preferencia, con motivos de fiestas de santos. Conforme van llegando las parejas al lugar señalado, toman parte en el baile hasta que se cansan si así lo desean, ejecutando sones, huapangos, jarabes, etc., luego son sustituídos por otras parejas de donde resulta un continuo relevo.

Hasta donde se puede precisar, estos sones se remontan a la época de la colonia y desde luego se puede ver, en su ejecución, la influencia española por sus zapateados en tiempos de seguidillas, peteneras, sevillanas, etc., ejecutando con pisadas fuertes de punta y talón, pie y pespunteados con pisadas. En cuanto a las evoluciones, son también del mismo orígen ejecutándose y siguiendo el hombre a la mujer como cortejándola, esto se refiere a los llamados por los nativos, sones corrientes que se bailan por un número ilimitado de personas, con evoluciones de iniciativa individual y de los cuales exísten una gran variedad.

El vestuario es adecuado al clima y las posibilidades económicas de la mujer, que aprovecha estas ocasiones para lucir finas telas y costosas alhajas. En el hombre, la diferencia económica no se advierte en el vestuario. La mujer porta camisa con escote al gusto; enaguas blancas con encajes y pasalistones; falda de tela delgada muy amplia larga con cola, con tres olanes ribeteados de encaje, delantal negro con bordados de hilado y lazos anudados atrás; pañoleta de encaje o tela delgada, abanico suspendido al cuello por una cadena de oro o en su defecto, en un costado de la cintura y que en el toro, se emplea para enarbolarlo frente a su compañero; rebozo de cualquier color sujeto en los brazos colgado ligeramente atrás. El tocado lo acostumbran pasando las trenzas sobre la cabeza, con un moño enfrente del color del rebozo.

Detras de la oreja derecha hacia arriba, lucen unas flores; en la parte posterior de la cabeza, EI "cachirul" (peineta medio circular); este adorno es el más importante del tocado para la mujer jarocha, pues mientras más antiguo, valioso y vistoso sea, con más orgullo lo portan, encontrándose entre ellas verdaderas joyas que se han ido pasando de madre a hija por generaciones. Igual acontece con los aretes, cruces y bejucos con que se engalanan y a los cuales les llaman "prendas". Usan zapatos de tacón para marcar bien los zapateados.

La indumentaria del hombre consiste en sombrero de "petate", guayabera blanca, paliacate, pantalón y banda o faja, que usa cuando hace el lazo de la bamba, calza botines o zapatos de una pieza.