Saturday, April 6, 2013

Planeación y Evaluación.


¿Qué funciones tiene la planeación de la enseñanza y la evaluación del aprendizaje para el trabajo docente?

La planeación y la evaluación son acciones indispensables para elevar la calidad educativa de un país. Contribuyen al mejoramiento de la labor docente al llevar a cumplimiento los cuatro elementos principales de la educación básica: relevancia, eficacia, equidad y eficiencia. En este caso, limitándonos al aula, su valor va más allá de lo pedagógico, alcanza al mismo docente, permitiéndole la auto superación profesional al preocuparse por realizar un buen trabajo ocupándose en corregir sus errores, solucionar las dificultades, diseñar estrategias, aplicar un pensamiento crítico-analítico y retomar sus aciertos. Es innegable la utilidad práctica de estas acciones y la obtención de resultados positivos.

La planeación y la evaluación son acciones que influyen de manera determinante en el proceso educativo; a través de las cuales se reflexiona sobre las relaciones que se establecen entre la enseñanza y el aprendizaje. Toda actividad no posible de mecanizar exige la planeación flexible para lograr su éxito, de esta forma es más fácil sobrellevar imprevistos y eficientar el tiempo. La planeación es un recurso para la toma de decisiones del maestro, siendo necesario para la misma la coherencia interna entre sus elementos, la importancia de considerar el contexto y las necesidades de los alumnos; ya que el centro de la enseñanza es el niño. De esta forma evitamos recurrir a la improvisación y/o a la planeación rígida.

En cuanto a la evaluación, debe mantener una relación estrecha con los propósitos y contenidos del aprendizaje; aunque no solo se puede evaluar el aprendizaje sino también la enseñanza y en especifico la labor docente del profesor. Es una acción sistemática con carácter formativo, que analiza uno o varios momentos determinados y a partir de los resultados obtenidos, se toma las decisiones pertinentes para atender adecuadamente las situaciones siempre buscando la resolución de problemáticas y el constante mejoramiento. Para la evaluación objetiva y cualitativa es necesario hacer uso de diversos elementos y no solo enfocarse en la resolución correcta de un examen escrito; es posible evaluar por medio del análisis de casos, la revisión de trabajos y las prácticas cotidianas de los alumnos.

Finalmente, es necesario reconocer que la evaluación es un componente de la planeación y es importe que ambas acciones sean diarias y constantes.


Por Alejandro Valdés Hernández.
3º “C” Licenciatura de Primaria.