Thursday, April 25, 2013

La moral en la educación prehispánica


La moral en la educación prehispánica.

En aquellos tiempos era sumamente importante tener honor y guiarse de la manera más rectamente posible. El que no lo hacia, vivía desterrado de la ciudad y en vergüenza. Es por esto, que se le daba mucha importancia al cumplimiento de las normas morales, que desde que entraban los niños a estudiar con los sacerdotes- maestros, se les inculcaban normas y se les ponían labores que tenían que seguir y cumplir, como un primer paso en su formación como hombres maduros.

En el caso de la cultura náhuatl, esta formación del individuo como hombre maduro, consiste en desarrollar un “rostro y un corazón”. He aquí la clave en su educación, y que se ve claramente como la moral influye en la adquisición de estos aspectos.

Ser dueño de un rostro y un corazón simboliza la fisonomía moral y el principio dinámico de un ser humano. En ellos se vierten varias cualidades indispensables para llevar una vida honorable.

He aquí, parte de la labor con la que tenía que cumplir el maestro. Y se pueden distinguir dos clases. Por una parte, están aquellos que te ayudan a desarrollar un rostro; y por otra, los que humanizan y hacen fuertes los corazones.

En el Códice Florentino, se encuentran varias prácticas útiles, dirigidas a desarrollar el sentido de obligación y responsabilidad. De esta forma se daba firmeza a la voluntad o al corazón.

La educación no solo era religiosa, militar y astronómica, sino también, moral.

Alejandro Valdés Hernández.