Saturday, April 6, 2013

El niño.


 “Los niños”.

            Es innegable la importancia que tienen los niños en nuestra profesión. Pero, ¿realmente conocemos a esos niños con los cuales trabajaremos? Estos textos, me hicieron pensar nuevamente en mis posibilidades de éxito durante las semanas de mi trabajo docente. Y me doy cuenta, que realmente son mínimas, y así seguirá hasta que no reconozca realmente cómo son mis alumnos y sobre todo, cómo aprenden.

            Mientras no conozca y comprenda estos aspectos no podré organizar el proceso de aprendizaje del niño de forma que se pueda alcanzar los objetivos establecidos coordinando sus necesidades, sus ideas, sus intereses y sus características.

            ¿Cómo puedo tomar decisiones si no estoy consciente de mi realidad de trabajo? ¿Cómo puedo saber si mis decisiones son las correctas sin estar realmente informado de cómo son los niños?

            Muchos creerían que trabajar con niños es de lo más fácil, pero cuándo se busca guiarlos en su aprendizaje con responsabilidad y profesionalismo, la tarea no es pan comido; es necesario tener en cuenta diversos aspectos: desde el desarrollo cognitivo y físico del niño con respecto a su edad, hasta sus relaciones sociales con el medio y la gente que lo rodea, en donde es importante ver cómo estos factores afectan el aprendizaje.

            Tengamos bien presentes a los niños, ya que nuestro trabajo está dirigido hacia ellos y en beneficio de su desarrollo. Cuantas veces los niños son despreciados, porco atendidos, poco escuchados… simplemente, no tomados en cuenta, ni aún por sus propios padres. Sin embargo un niño ¡tiene la pureza y sencillez de la vida!, algo de lo cual ninguno de nosotros puede alardear. Tengamos en mucha estima a los niños, pues ellos no sólo son el futuro, sino más bien, son el presente. Así como el mundo le dio la importancia que se merecen con la firma de sus derechos, también nosotros debemos saber darles su lugar en todo lo que respecta, permitiendo que participen en todo lo que puedan, confiando en ellos, escuchándolos, entendiéndolos y apoyándolos con amor y respeto.

            Estoy consciente que no será algo fácil, pero tendré la satisfacción de que los resultados habrán valido todo esfuerzo y tiempo dedicado.



Licenciatura de Educación Primaria.
Seminario de Análisis del Trabajo Docente.
Alejandro Valdés Hernández.