Thursday, April 4, 2013

Dar clases o enseñar...


Hay algunas consideraciones que realizar para poder dar clases y para poder enseñar. Para poder dar clases es necesario conocer el plan y programa de la asignatura y de los contenidos de la misma.
     Y para enseñar, se necesita mucho más. Se necesita pasión, empeño, esfuerzo, dedicación, sabiduría y conocimiento.  Conocimiento no sólo de los planes y programas, sino del grupo, del contexto, del nivel de desarrollo de los niños, de actividades y estrategias de enseñanza, etc. Sabiduría y flexibilidad, para saber cuando ser duro para el bienestar de los niños y para el correcto funcionamiento del salón y cuando arrodillarte para ayudarlo y darles cariño, etc. Dedicación, esfuerzo, empeño, pasión para ser capaz de auto sacrificarse un poco, no por un grupo o por unos niños cualquiera, sino por mis alumnos, por mis pequeñitos amigos, por mi nueva familia; para ser capaz de desvelarse indefinidamente planeando para que los niños aprendan y se diviertan, para que ellos estén felices en la escuela. Aun hay mucho más.
     Es así como el profesor, tiene dos caminos. Dar clases o enseñar. Yo he decidido enseñar, y aunque todavía poseo dificultades para conseguirlo; y llego a fracasar en ocasiones, en donde pierdo energía y espíritu, y en donde me detengo a descasar y a contemplar lo que me falta; no pierdo la esperanza y la confianza de que cada día avanzo más, cada día mejoro aunque sea un poco, además, ellos lo valen.

Alexander.