Friday, April 12, 2013

Beneficios de integrar Grupos de Trabajo.


Los Grupos de Trabajo como Generadores de Destrezas Orales.
---
Por Alejandro Valdés Hernández.

La dinámica de los grupos crea actitudes y valores positivos con respecto a la comunicación. Además, se llegan a resultados que están mejor estructurados. Pero, lo importante es descubrir, constatar y comentar las cosas, ¡juntos!, generando experiencias existenciales positivas.

Se ejercita la confianza, la autoestima y la valoración de los otros, el respeto a las peculiaridades individuales…, potencian la libertad personal y la capacidad de estar, trabajar y ser con los otros.

Sin embargo, el rendimiento de un grupo de trabajo, su eficacia, está estrechamente ligado no sólo a la competencia de los miembros, sino, sobre todo, a la solidaridad de las relaciones interpersonales y al logro de adecuados cauces de comunicación. Ahora bien, para que un individuo se integre en un grupo, éste debe satisfacer algunas de sus necesidades.

Necesidades básicas: de inclusión; de control; de afecto.

Por otro lado, la comunicación puede ser: verbal y no verbal. Pero sin duda alguna, todo trabajo en grupo permite desarrollar destrezas verbales básicas.

  1. De autoafirmación.
  2. De regulación.
  3. De relación temporal.
  4. De relación espacial.
  5. De argumentación.
  6. De proyección.
  7. De simulación.
  8. De creación.

Redes grupales de comunicación.

Las redes grupales de comunicación pueden ser horizontales o verticales. Son horizontales cuando el clima del grupo es igualitario. Las redes verticales implican, en cambio, grupos jerarquizados en los que la autoridad está en el vértice de la pirámide.

En el trabajo en grupos se requiere una comunicación didáctica horizontal, honesta, persuasiva y eficaz. Las formas de lenguaje hablado producen, en su aprendizaje, orientaciones hacia modos particulares de aprendizaje y condicionan diversas dimensiones de aquello que es relevante.

La comunicación es un aspecto fundamental de la socialización, la cual se traduce como la expresión de distintas experiencias personales.

Cuando la comunicación resulta imposible o difícil se produce un bloqueo, y cuando sólo es captada por algunos miembros, el fenómeno que se origina se puede designar como filtración. En ambas situaciones las relaciones del grupo se deterioran. Para que el grupo funciones, los miembros deben relacionarse con transparencia.

Configuración de los grupos.

Hay que tomar en cuenta variables, como:

À      ¿Quién toma la iniciativa de formarlo?
À      ¿Cuál es su tarea específica?
À      ¿Qué personalidad tienen los integrantes?
À      ¿Deben realizar un trabajo voluntario o impuesto?
À      ¿Hay cooperación o competencia entre los miembros?

Entre 5 y 7 miembros. El grupo debe poder:

  1. Comunicarse con fluidez.
  2. Utilizar adecuadamente los recursos.
  3. Tomar decisiones colectivas.
  4. Asumir posturas flexibles en cuanto a la metodología de trabajo.
  5. Aspirar a una tarea creativa, crítica y bien hecha.
  6. Evitar dogmatismos.

Un grupo de trabajo implica un conjunto de personas con objetivos comunes, los cuales se intentan alcanzar interaccionando en equipo.

Sin discusión e intercambio de ideas resultaría difícil de desarrollar la capacidad crítica, de reflexión discursiva e, incluso, de objetividad.

La formación de los grupos puede ser aleatoria, natural o estar determinada por el profesor.

Funcionamiento y funcionalidad de los grupos.

Se pretende que todas las labores relacionadas con la educación deben ser humanizadoras y socializadoras. El trabajo en grupo requiere una especial forma de cooperación, por lo cual varias personas se reúnen, analizan y discuten cuestiones o problemas, aportando cada una sus respectivos saberes, con el fin de llegar a soluciones o producciones que sean el resultado de un esfuerzo colectivo y no dependen del enfoque de un individuo.

Los grupos de trabajo implican tanto la enseñanza como el aprendizaje. Lo fundamental en estos casos no es acumular contenidos cognitivos, sino la relación y valoración de los mismos, lo que implica la adquisición o desarrollo de destrezas y actitudes interactivas. Dentro del grupo, en un momento determinado, cualquiera asume el papel de maestro y ésta, muchas veces, es la mejor manera de aprender.

La información que se adquiere en el grupo tiene que incorporarse como instrumento para operar más adecuadamente. Otro aspecto importante es que el grupo debe detectar las dudas, las ambigüedades o las contradicciones que conlleva la propia tarea, si las hay, para poder tomar decisiones desde el interior del mismo.

Todo aprendizaje resulta humanizador y tiende a crear personas y profesionales seguros y realizados, diluyendo ansiedades y frustraciones. Todo aprendizaje se basa en un dialogo, pues:

  1. Una persona sola nunca sabe todo ni puede prever todo.
  2. Varias personas reflexionan mejor sobre un tema o pueden tomar una decisión considerando más puntos de vista.
  3. En el grupo, los conocimientos y experiencias de cada uno se contrastan para lograr un fin común.
  4. El trabajo en grupo aumenta la solidaridad y reparte responsabilidades.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta y que facilita el dinamismo del grupo de trabajo es que los miembros se expresen con claridad, concreción y rigor terminológico. El grupo no sólo ayuda a aprender sino que también enseña a observar, escuchar, relacionar opiniones, respetar manifestaciones, formular hipótesis, realizar análisis, leer críticamente, evitar bloqueos, enmendar distorsiones, enriquecer el léxico, profundizar en conocimientos gramaticales y semánticos, e incluso, encauzar narcisismos, rectificar actitudes, etc. El ideal es la heterogeneidad de integrantes concentrados en una tarea homogénea.

À      La mayor parte de las decisiones se toman por unanimidad.
À      Las ideas del coordinador no son más importantes que las de los demás.
À      Todos los participantes deben expresar sus opiniones y hacer sus aportaciones.
À      Las propuestas o críticas deben realizarse dentro del grupo y no en conversaciones particulares.
À      Los participantes tienen que hablar por turno y de manera clara y tan breve cuanto sea posible. No valen los discursos magistrales, ni los aires de superioridad.
À      Se deben evitar alusiones, insultos o descalificaciones que puedan herir a los participantes.